13 de agosto de 2010

Mónica Angelino

Pleurodinia



Muertitas en mi cielo las estrellas

se cae la risa

reseca

hojas dispersas

despalabrándome la boca


y en la noche de arena

estos detritos de alquitrán en los dientes


y esta fe como un árbol

que no ha sido plantado.

5 comentarios:

  1. y sin embargo la fe es la firmeza, como la del árbol fuerte y vivo y grande

    ResponderEliminar
  2. ¡Triste otoño el de esa boca!...

    ResponderEliminar
  3. Delicioso!! "Despalabrándome". Es como una gota este poema, una gota que, al final, salpica.

    Un beso.
    Laura

    ResponderEliminar
  4. Salpica... si de:

    Risa… sí…
    Vida entre hojarascas.
    Hojas que lentamente
    se balancean por el aire
    de su Granada…
    Le veo venir, con su cruz a cuestas.
    Envuelto en ojeras y capote de grana.
    Entre requiebros y florestas
    que fueron plantados:
    Federico de mi alma.
    molina

    ResponderEliminar
  5. "Muertitas en el cielo las estrellas"

    me encanta Mónica!

    Felicidades!

    Jorge Luján

    ResponderEliminar