28 de septiembre de 2009

Presentación en Madrid de Universos Diversos,
poema "Marea alta", de Mónica Angelino,
en la voz de Laura Gomez Recas.
(video sin editar)


video


Marea alta

Este cantar de salamancas en mi cuerpo

se desliza por todas las grietas de tu espasmo


como cálamo de besos en la piel


cortando los biseles del deseo

en pequeños harapos de saliva

dibujando truenos de colores en la pelvis


fragmentos de espirales convulsivos

agitándose en el hueco de mi boca

estallando en torbellino las maracas de la fiebre


cintas de moebius traspasando límites

con dos lenguas filosas para el goce


y cuatro manos con sus dedos para albricias.



22 de septiembre de 2009

Mónica Angelino


Primavera


Esta mañana me levanté con el pulgar apuntándome

directo entre los ojos

recogí del piso las migas y los oxidados alfileres

puse colores rojos y verdes con agua en el florero

y azúcar al mate con limón espumando una media

sonrisa entre pan y dulce de leche

colgué del imán en la heladera los desorientados

juanetes y la palabra va cío para llenar la puerta

dibujé una Y mayúscula seguida

de mañana en un viejo almanaque

la foto de un manantial de agua oscura

me mojaba la cara

apreté entre mis manos muy fuerte los dedos

(pintadas las uñas)

y con un verso libre bajo el brazo y un puñado

de verbos raspando mis amígdalas

miré hacía la calle

ya es hora de sacar a pasear los huesos

-me dije-

y abrí la lápida donde tejían húmedas y amarillas

sus mortajas

las culebras.




21 de septiembre de 2009

Viviana Abnur - Rep. Argentina


Circo

****

****

Fiesta

****

de madrugada
llegan los hombres

el enano
todavía dormido
borracho y desnudo
en una jaula

****

es el fin de la fiesta

y así como si nada
vuelve a la cama mi padre
el anfitrión

****

él sabe enhebrar ceremonias
para hilvanar nuestros días




**********



Cumpleaños

******

******

desde hace rato empinamos

los últimos residuos de los vasos

******

digamos que

ahora

estamos alegres

*********

afinamos la cosecha

poco a poco

y reímos impacientes

cuando al fin

tirados en la pista

nos confesamos

********

la carpa nos cobija desde arriba

generosa

como una madre



*************



Revelaciones en el jeep

*********

*********

una serpiente escondida

entre las ruedas de la camioneta

pudo anoche

con seis palomas

***************

desdicha para mi padre

habrá que reponer

***********

llegábamos con los bidones

repletos de agua

cuando escuchamos los gritos

***********

la mataban entre dos

a puro hachazo


Agosto, Alción Editora, 2007



16 de septiembre de 2009

Poetas de Universos Diversos (antología)


Blanca Sandino - España

(en memoria)



Regiones imposibles



Se nos conceda el temblor del náufrago.

Nos sea permitido el privilegio

De describir sólo regiones imposibles

Antonio Aliberti




¿Fue la noche que desvió tu rumbo, o fue la brisa, caricia repetida

en cada rama; o fue destino o fue presentimiento; o fue la hiedra blanca

(como nácar) quien enredó entre tus dedos mis cabellos?


(Embarranqué en tu amor; o buscaba tu alma, y huyendo de lo fácil,

lo sencillo -mis manos sin armar sólo eran olas- conquistaron tu

tierra palmo a palmo.)


La luz que me cegó, estoy segura, venía de tus ojos; me vivías, día

tras día, en cada ser, en cada cosa, y vela abierta al viento

-sólo vela- ave marina cóncava, convexa, mis dedos por tus sienes

navegaron (tenía fiebre al agua y tiritaba, y se “oían” brillar sobre

nosotros

las estrellas.)


¿fue la ternura ciñéndome los hombros con tus besos -sin condiciones

rendidos nuca cuello-, o ser poema, metáfora o ser, únicamente, verso?

Se me apagó la voz en un silencio de pleamar, de verbo:

Amar, amarte, amaros.


(Estábamos tan cerca, tanto, que me rozó tu miedo de

perderme.)


Nos buscamos el alma, y no sé cómo: “Nos fue permitido el privilegio

de describir sólo regiones imposibles.




****************



Luís Oroz - España



Poeta



Eres el solitario que despierta

detrás de una esperanza desolada,

eres la libertad encarcelada,

eres la llave de una puerta abierta.


Relámpago en los ojos, lluvia muerta

latiendo en un renglón de la mirada,

eres todo el dolor de un casi nada,

todo el placer de la belleza incierta.


Llegaste sujetando realidades

con hilos de tu sueño, reafirmando

una duda, con letra temblorosa.


Y te vas añorando eternidades,

te vas como viniste, deshojando

una ausencia de ser en cada cosa.



***************



Rafael Calle - España



Ansiedad




tengo miedo de ser el resumen del ansia

cuando tiembla el preludio

y el instante devora;


cuando cierran la mente el niño y el silencio

y el aire es una piedra,

una obsesiva densidad que aplasta

y asfixia la memoria.


Tengo pena del buque que navega suspiros

en los mares decrépitos del hombre,

del piélago más tonto del cerebro

a las postrimerías del encanto,

híbrida magnitud de tiempo mentirosa.


Tengo frío en los ojos y en los iris heladas,

ventisquero de nieve en carestía,

un heraldo futuro que congela la sangre.

Ártico breve de virtud remota.


tengo y tengo cenizas de fiebre traicionera

sobre la carne tibia,

desértica y cristiana,

similitudes tengo con el ascua creyente,

fugada de la hoguera

donde siguen ardiendo mis derrotas.


Sí, tengo lo que soy,

esencia de ansiedad

por un vivir castrante,

quisiera vertebrar esta agonía

en la belleza simple

y libre de las cosas.




***************



José Juán Martinez Ferreiro - España



Blade Runner



"Todos esos mmentos se perderán en el tiempo

como lágrimas en la lluvia.

Es la hora de morir."

Roy Batty en el film "Blade Runner"



En la húmedad de los neones

se sienten palpitar dos corazones puros,

dos fulgores intactos

cuyo espesor es la angustia de la carne.

He visto los estigmas de esos cuerpos

avanzar sobre el sueño milenario.

Sus sombras caminar cual peregrinos tras la luz.

He sentido el calor de su esperanza

temblar entre mis manos.

He visto una nave enloquecida

naufragar el amor del ojo limpio.

He visto resbalar sus lágrimas y saboreado su aceite;

un humor de misericordia lenta

o ternura de acero, casi líquida.




***************



Paula Malugani- Rep. Argentina



Tentación y manzana



¿Qué sucesión de lluvias y caminos

me recorre, descalza y de amarillo?


¿Qué pueblo sumergido quiere brotar

desde mi sangre escrita?


Un mirlo vuelve al jardín del sueño

emplumando un fulgor en la memoria.


Es invierno en su luz de domingo

y la pluma que me escribe quiere ser ala,

quiere batirse a duelo en la poesía;

tentación y manzana.



*************



Alejandra Craules Bretón - México



Calle



La calle llora otra vez

Descalzo deshaces cadenas

de líquido amniótico


La calle sangra otra vez

Sientes deslizarse sensaciones

deshiladas y deslavadas


La calle ríe otra vez

Tú imitándola despejas sueños

en proceso de desencanto


La calle despierta otra vez

ya no calzarás nunca mi cuerpo

permanecerás solo

con la nuca en el suelo

los ojos semiabiertos

la cordura en el viento



*************



Magdalena Salamanca Gallego – España


Cuando una hoja cae, algo pasa volando



Nunca lamentaste sostener entre los puños la daga,

el vértigo arrebatado de un reloj de agujas inquietas

pronunciando un silbido aterrador, para este lunes lluvioso.


Frente a la condena del diario vivir,

como hoja que cae hacia una laguna inerte

mientras refleja el eco del gavilán en sus aguas,

hablo a la escritura tenue, magia para la noche.


No lamentes los ocres acordes de esta sátira

que camina hacia la muerte,

como cortejo aquiescente en época de soles.


Amanecen, tatuados en la frente, los años;

el viento primaveral, ciñe por la cintura los árboles

que brotan de tus ojos, como eternas palabras

inermes, ante el cuerpo roído del hombre.


Cuando una hoja cae, algo pasa volando…




**************




Julián Borao – Bizkaia



Acaso



Acaso una palabra, acaso un nombre,

acaso torrentera desatada

que encuentro al descubierto, una mirada

buscando el enunciado que me asombre.


acaso la canción que canta el hombre

de un tiempo inmemorial, la voz amada

que yace en la penumbra descuidada

y alude ocasional a su pronombre.


acaso la memoria, la traición

del incunable texto y de su olvido,

lo frágil de la humana condición,


la absurda vanidad de este sentido

que envuelve la fugaz resurrección

del vívido fulgor de lo que ha sido



*************



Mónica López Bordón – España



La poesía no le teme a la muerte



Es hora de hablar con la muerte

sentarse frente a ella

y abrir los ojos sin detenerse,

dejarse llevar, vestirse de fuerza,

emprender un vuelo de altura infinita,

sin horizonte.


Abrí los ojos.

hice del abecedario una sonata

de primavera, sin miedo,

dibujé su punto y aparte.

La poesía no le teme a la muerte…

su sangre se transforma en el próximo verso,

al llegar el alba y tocar, de la mirada,

su nuevo despertar.


Soy tu sangre

la que resplandece de amor.




************




Julio Gonzáles Alonso – León



Ya veo



Ya veo la escritura en la piel, espirales del tiempo

y agua de los carrizales, los párpados

………………………...…cerrados


Ya no miran los ojos hacia afuera; un vértigo

…………………………………de sueños

discurre por el filo de los recuerdos, astas

…..…………………………………….de toro

en carne de memoria, lo que fuimos, la ilusión,

la ira, el nombre.


Ya veo las horas repetidas, ramo de flores

de plenitud de sonrisas, tus labios en el beso

de palabras susurradas envueltas de silencio,

…………………………………..olas alzadas

a los acantilados

del aire.



*************


Alejandra Menassa de Lucía - Rep. Argentina



Aúllo en la noche



Es inútil resistirse a mi aullido,

soy una loba enferma de tu mordedura,

licántropa empedernida, recorro la ciudad

las noches en que el deseo de tu sangre me subleva.


Te llevaré conmigo hasta los límites del espanto.

Criatura de ficción, soy tan real como tus sueños,

tan imposible como la noche en que vertieras

en mi sexo el vino violeta de tu cuerpo.


No me beses, mis afilados dientes podrían arrancarte el corazón.

No me toques, mi piel lupina es un imán para tus manos.

No me mires, soy un espejo irracional que refleja la verdad de tu alma.

No cantes para mí melodías imposibles, que mis oídos podrían

robar para siempre la agonía de tu voz.


Aúllo en la noche, y mi aullido te convoca,

héroe en la noche, cazador de lobos enamorado de su presa.

Cuando hagamos el amor, me tornaré de pronto humana,

la peor de las fieras que habitan el planeta,

y morirás de miedo entre mis garras.




************



Ramón Carballal Duran- Coruña



Le pregunto a mi cuerpo



Dime si este lugar tiene forma, si

es árida o viscosa la piel que interroga,

si debajo de la materia, en su largo esófago

no hay un jardín que anticipa escombros.


Dime cuantas habitaciones tiene la ruina

y en cuantas de ellas los ejércitos han contado

sus bajas.


Dime sobre qué árbol de amputadas nieves,

sobre qué oración de muertos

edificas tu casa.



*************



Laura Gomez Recas - España



Te esperaré



Te esperaré en la ribera

de la noche dulce,

sobre sus arenas,

en las otoñales sombras

y en los soles de estío.


En ti esperaré y sobre ti

romperán las olas de mis días.

Inmenso, el corazón vertido

se hará espumoso silencio

en la hondura baldía

de tu abandono.



*************



José Manuel Sáiz – España



Naturaleza simple



Llovía sobre el patio y era primavera.

los amigos no vendrían aquella tarde a mi casa,

tampoco recibí la carta que esperaba.

Las campanas de la iglesia derramaron

un ángelus azul sobre la tierra

y nadie en el pueblo quiso

comprar tertulia en los mentideros.

Era como si el tiempo se volviera

lento y gris por la quietud.


Un petirrojo voló hasta la encina,

movía nervioso la cabeza, parecía

buscar entre las ramas.

la tarde cayó sobre la mesa

oscureciendo un libro de luz entre mis manos.

Desde la ventana el patio parecía hermoso.

De nuevo todo

volvía a ser perfecto.



**************


Mónica Angelino – Rep. Argentina



Como no sé decir



Las cosas que

como aguijones de ácido

se hincan en los ojos

diseminan su licor

entre las agazapadas

uñas de la furia

y se meten

en los túneles carpianos

de la pena

o la alegría


como no sé decir

sin que la voz

o los ojos sucumban

al agua

la orina

y las pústulas enquistadas

en cascarones viejos


como no sé decir

escribo poemas.



************



Manuel Gonzáles Vales - Asturias



Como un invidente



Si supiera contagiarte…

el sutil registro de este latir,

o esta página ciega que desbordo

para tus ojos,

esta pluma que puebla la noche

de palabras

su cautelar roce.


¿Por qué lates?


a veces…


……….cuánto cuesta traducir


…………………..el idioma del corazón,


como un invidente, voy

a golpes de latidos.



*************



Yolanda Cañas Arias - Colombia



Incertidumbre



En el pacífico horizonte azulado,

se vislumbran sombras

que escuetas amenazan el paisaje.

Iracunda se desborda la naturaleza

que enmudece y paraliza el aliento

tenue calma sobrevive a su furia,

ensordecedores trazos que laceran el alma.

Paisaje hecho sombra, luz sin sol

esperanza sostenida en hilos,

hilos de plata hilvanando angustias.

Ruegos sordos, interrogantes perdidos;

la fe, en cuestión, sostenida a futuro.



*************


Héctor Medina - Colombia



Vuelo en el olvido



Quizás mañana una mariposa

azul o púrpura

morada o blanca

degustará mieles rosas

o frutos paridos de la madre tierra

que agoniza entre conspiraciones

mañana… tal vez mañana

o nunca

una gaviota volará libre en el infinito

y la mariposa

azul o púrpura

morada o blanca

estacionará en el paraíso perdido.



************



María Magdalena Jiménez de la Plata - España



Mi verso más amado



Un racimo de treinta emperatrices.

Un septiembre de sol enamorado.

¿Donde nos conocimos? ¿ En qué lado

crecieron nuestras flores y raíces?.


Llamé a la puerta de tus directrices,

un veintitrés de luna rezagado

en un mar de septiembre tan anclado

al corazón con que me bendices.


Eclipse dibujado en la mirada,

divina de mis días siendo niña,

de esta mujer pequeña y tan colmada

madre del licor dulce de tu viña.


Eres tú la palabra más nombrada,

mi verso más amado, mi campiña.




*************


Abraham Chinchillas - México



Ultimátum



Acecha


………….el amanecer.



………Allí



agazapado tras la luz


que separará nuestros cuerpos.



*************



Leticia de Santos Velasco - México



No sé de qué tratan estas manos



Yo soy la que obstinada se entrega al influjo de la sangre,

la que de espinas yugulares ha penetrado su voz

inventando el eco definitivo.


Yo soy la que he venido de la sombra

tiniebla lacerante

he caminado a tientas

doliéndome de ausencia

sin atinar comprender la miopía de mis pasos.


Dije amar

dije entregar

dije dar

dije tanto y dije nada.


Esperé la aurora a media noche

lingotes líquidos en mis piernas por una sonrisa

brujería mis ojos de púrpura banal

derrochándose a cambio de una ternura.


Iba a llegar aquí

a sabiendas de vivir en el andén de la locura

y decirles que el tono de mis cabellos

ha sido centinela de las estaciones.


Y que mi vestuario es el atuendo que se escurre

ante la mirada insidiosa del espejo.


Y que no sé de qué se tratan estas manos

que conocen la geografía de su silencio

atravesando ríos y montañas en la quimera de un espejismo.


y que no sé a donde van, que buscan

qué o a quién tanto acarician

si de surcar su ignorancia han sembrado ternuras

si de cavar su tumba le han crecido las violetas.



**************



Alonso de Molina - España



La sagrada vocación de los desiertos



Polvo de fuego, tan rotunda tierra

que de sus párpados abiertos, cauta,

proclama al olivo la sal del fruto

y a la cal su belleza.


Destello original de los espejos,

piedra informe, sedienta;

cómo llorar por la escasez del agua

en las quebradas estaciones; ríe

que el viento implora por nosotros, siente

como la nube el débil resplandor,

el incierto fragmento del destino.


¿Dónde limera* tu corazón de origen?

Tu fuente, tu semilla, tu linaje.

Cuándo tus surcos, tus veredas ocres,

entonando sus cantos, bordarán

con señales de humo en las higueras

el azahar, los frutos, la melaza…


Limaria, tu fruto incierto huye

del infinito parto de la flor…

…a la sagrada vocación de los desiertos.



*Limaria, un encontrado espacio

con vocación de desierto al noroeste de Almería.